Las construcciones del futuro están siendo diseñadas cada vez más con arquitectura ecológica en mente. Se trata de un cambio de paradigma en el que la sostenibilidad es clave, tanto para el medio ambiente como para los ocupantes del edificio.

La arquitectura sostenible se refiere a una serie de técnicas y estrategias diseñadas para minimizar el impacto ambiental de un edificio. Esto puede incluir el uso de materiales reciclados o renovables, así como el diseño de estructuras que incorporan luz y ventilación naturales con el objetivo de minimizar el gasto de energía.

Con la preocupación por el cambio climático y el aumento de la población, cada vez más arquitectos están empezando a diseñar edificios que utilicen menos recursos. En este artículo veremos en detalle qué es exactamente la arquitectura ecológica, qué importancia tiene, y por qué deberías interesarte por ella.

¿Qué es la arquitectura ecológica o arquitectura verde?

Como ya hemos mencionado, la arquitectura ecológica se refiere básicamente a la práctica de diseñar y construir edificios que sean sostenibles para el medio ambiente. Se trata de utilizar materiales y técnicas de construcción que minimicen el impacto ambiental del edificio, así como incorporar elementos que mejoren la calidad de vida de sus ocupantes.

Con la preocupación creciente por el cambio climático y el aumento de la población mundial, los arquitectos y constructores están buscando nuevas formas de diseñar edificios que sean más ecológicas. Esto significa utilizar menos recursos, como el agua y la energía, así como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tanto durante el proceso de construcción como más adelante.

Cómo se consigue que un edificio sea «verde»

Existen muchas técnicas que se pueden usar para que un edificio consuma menos recursos y respete el medio natural. Una de las formas en que se puede lograr esto es mediante el uso de luz y ventilación naturales. En lugar de depender de los sistemas artificiales de climatización e iluminación, se pueden diseñar los edificios de manera que se aprovechen mejor estos elementos naturales. Por ejemplo, los arquitectos pueden diseñar edificios con ventanas más grandes para permitir una mayor entrada de luz solar, o utilizar técnicas de diseño como la brise-soleil para minimizar el calor del sol en el verano.

Otra forma de reducir el impacto ambiental de un edificio es incorporando tejados verdes y/o jardines verticales. Esto no solo mejora la estética del edificio, sino que también puede ayudar a reducir el calor, minimizar las emisiones de carbono y mejorar la calidad del aire.

En cuanto al agua, un edificio sostenible debe utilizar menos agua potable y, en su lugar, recurrir a fuentes no convencionales como el agua de lluvia. Esto se puede lograr mediante el uso de cisternas y otros dispositivos para recolectar y almacenar el agua de lluvia. De esta forma, se puede reducir significativamente el consumo de agua potable, lo que es un gran beneficio tanto para el medio ambiente como para los ocupantes del edificio.

La importancia de la arquitectura ecológica

La arquitectura ecológica es cada vez más importante en un mundo que se enfrenta a grandes desafíos ambientales. Los arquitectos están buscando formas de reducir el impacto ambiental de los edificios, así como mejorar la calidad de vida de sus ocupantes. Con el uso de técnicas como la luz natural y la ventilación, el ahorro de agua y la incorporación de tejados verdes y jardines verticales, se está dando un paso significativo hacia la construcción de un mundo mejor.

Así, podríamos entender los beneficios de la arquitectura sostenible básicamente en dos vertientes principales: aquello que puede hacer por el medio natural, y las ventajas que puede suponer para los habitantes de los edificios que se construyan.

En el primer punto, cabe destacar la necesidad de reducir el impacto ambiental de la construcción, y la arquitectura sostenible es una excelente forma de hacerlo. Se trata de utilizar técnicas y materiales que requieran menos recursos naturales, así como aquellos que ayuden a minimizar el impacto ambiental en general.

En segundo lugar, cabe destacar los beneficios que puede suponer para los habitantes de un edificio. Podemos destacar, por ejemplo, la mejora de la calidad del aire interior, así como el ahorro energético y de recursos que puede implicar vivir en un edificio de este tipo.

Características de la arquitectura ecológica

La arquitectura ecológica se caracteriza, principalmente, por el uso de técnicas y materiales sostenibles. Esto significa que se debe utilizar la menor cantidad de recursos naturales posibles, así como aquellos que ayuden a minimizar el impacto ambiental.

Algunas de las características más destacadas de la arquitectura ecológica son:

  • El uso de luz natural tanto como sea posible.
  • La incorporación de tejados verdes y/o jardines verticales.
  • La utilización de agua de lluvia en lugar del agua de grifo.
  • El uso de materiales sostenibles, como la madera o el bambú.
  • La minimización del uso de energía mediante el uso de técnicas como el aislamiento térmico.

Qué materiales se utilizan en la arquitectura ecológica

En la arquitectura ecológica se utilizan una gran variedad de materiales, desde madera y piedra naturales hasta cristal y metal. Los arquitectos especializados en este área tratan de minimizar el impacto ambiental de los edificios utilizando materiales locales y reciclados siempre que sea posible.

Además de esto, la arquitectura ecológica también se preocupa por la durabilidad de los materiales y busca evitar el uso de productos químicos nocivos para el medio ambiente.

Arquitectura ecológica en OOIIO

Son muchos los estudios de arquitectura que están concienciándose cada vez más sobre la necesidad de construir de manera ecológica. Desde nuestro estudio de arquitectos en Madrid buscamos dar ejemplo y tratamos de liderar este movimiento en países como Perú.

Así, en nuestros últimos proyectos hemos apostado decididamente por la arquitectura ecológica y el uso de materiales sostenibles. Por ejemplo, siempre que las necesidades de nuestro cliente lo permiten, utilizamos una gran cantidad de madera local y reciclada, así como cristal para aprovechar al máximo la luz natural.

Aquí puede ver algunos ejemplos algunas construcciones ecológicas diseñadas en nuestro estudio:

 

 

En conclusión, podemos decir que la arquitectura ecológica se está convirtiendo cada vez más en la clave para la construcción del futuro. Se trata de una arquitectura que cuida tanto el medio ambiente como a las personas que habitan los edificios, y es por ello que cada vez son más los estudios de arquitectura que apostamos por ella.

En OOIIO, apostamos fuertemente por la arquitectura ecológica y seguimos luchando para dar ejemplo en este ámbito. Esperamos poder seguir contribuyendo al desarrollo sostenible de nuestro planeta a través de cada vez más proyectos de arquitectura.