Casa QUÉ

¡QUÉ!

La casa punk

Ayer me fui a dar un paseo, hacía demasiado calor y aproveché que el sol ya empezaba a descender hacia el horizonte, ¡por fin refresca algo!

Las calles del pueblo estaban desiertas, como casi siempre. De vez en cuando algún gato sigiloso cruzaba en la distancia sin quitarme los ojos de encima y rápidamente se escondía bajo la protección del coche más cercano. El silencio sólo se rompía por los cantos de las golondrinas y algún que otro perro que ladraba al escuchar de lejos mis pasos.

Miraba una tras otra las casas a mí alrededor. Me fijaba en las ventanas, en las rejas, las persianas, las cornisas… las pequeñas diferencias entre unas y otras.

Pero… ¿por qué todas las casas tienen que ser iguales?

¿Quién fue el primero que decidió que una casa tenía que ser así?

¿Por qué todos los vecinos querían una casa como las de al lado?

Cada uno de nosotros, cada familia, es diferente. No todos vivimos igual, no tenemos las mismas costumbres, ni hacemos lo mismo que nuestros vecinos. ¿Por qué mi casa tiene que ser como las demás?… si yo no soy como los demás….

Entonces imaginé Casa QUÉ

Imagina una casa como un caparazón, una envolvente que crea un vacío en su interior, protegiéndolo del sol y la lluvia.

Esa envolvente será la cubierta y subirá lo necesario para configurar dos alturas en la zona de día, luego descenderá una altura en la zona de noche y el garaje.

La envolvente se prolonga hacia la calle y el patio para proporcionar sombra creando un agradable porche frente al jardín y un espacio de relación para sentarme y hablar con los vecinos hacia la calle.

El espacio interior se cerrará con dos fachadas del material más barato y sencillo que se me ocurra…. Mmmmm… ¡de ladrillo! Y lo pondremos con distintos aparejos, formando un collage divertido. Las ventanas y puertas serán azul verdoso.

El interior será funcional, cómodo y con materiales baratos pero duraderos. Me gustan los colores, el amarillo, la calidez del naranja de la cerámica vista, los tableros de madera OSB.

Quiero un espacio de trabajo arriba, tranquilo, para concentrarme mejor. Y la casa tendrá un puente, que cruce el espacio a doble altura y salga por la fachada al exterior, a un balcón para ver desde allí mi jardín…

¿Te imaginas? ¿Y si fuese posible hacer una casa así?

Diferente, como yo, como a mí me gusta vivir. Tan fácil de construir que no sea cara, no necesito materiales opulentos. Es cuestión de dejar volar la imaginación y divertirse.

QUÉ, ¿te atreves?

Enlace a otras Casas Punk diseñadas por OOIIO Arquitectura.

  • Estado: Proyecto de Ejecución.
  • Año de Proyecto: 2020 – .
  • Localización: Mascaraque, Toledo, España.
  • Área: 192 m2.
  • Diseño: OOIIO Arquitectura.
  • Diseño de Interiores: OOIIO Arquitectura.
  • Equipo: Joaquín Millán Villamuelas, Federica Aridon Mamolar, Jesús Reyes García, Gizem Alparslan, Isabela Manglallan.
  • Instalaciones: OOIIO Arquitectura.
  • Cliente: Privado.
Casa QUÉ
Casa QUÉ